Preguntas Frecuentes

portada-tribunal-eclesiastico-04g

¿Qué es una declaración de nulidad de matrimonio?

¿Cuáles son los motivos para que un matrimonio sea nulo?

¿Hay algún efecto civil en una declaración de nulidad?

¿Vale cualquier tribunal para iniciar el proceso de nulidad?

¿Cuáles son los pasos que debo seguir?

¿Por qué es necesario entrar en contacto con mi ex-cónyuge?

¿Hacen falta testigos? ¿quiénes deben ser?

¿Cuánto tiempo puede tardar?

¿Qué hay que hacer cuando he obtenido la nulidad eclesiástica y quiero volver a casarme por la Iglesia?

¿Qué es el vetitum  y cómo se levanta?

¿Cuánto me podría costar?

¿Qué pasa si no tengo suficiente dinero?

 

portada-tribunal-eclesiastico-09g

¿Qué es una declaración de nulidad de matrimonio?

 

Es la manifestación, recogida en una sentencia dictada por un Tribunal Eclesiástico, de que un matrimonio es nulo. A esa manifestación se llega a través de un proceso en el que se prueba que, al momento de la celebración del matrimonio, existía alguno de los motivos establecidos en el Código de Derecho Canónico. No es que la Iglesia anule un matrimonio válido, cosa por otra parte imposible, sino que se constata que hubo motivos anteriores al mismo que hicieron nulo el matrimonio celebrado, por eso el proceso de la nulidad es un instrumento al servicio de la verdad sobre el matrimonio, con el propósito de servir a la conciencia y el espíritu de los cónyuges, y reconciliar a las personas a la plena participación en la comunidad de la Iglesia.

volver

¿Cuáles son los motivos para que un matrimonio sea nulo?

Por explicarlo de un modo sencillo, para que un matrimonio sea válido debe ser realizado en forma válida, entre personas hábiles y además que sean capaces de prestar un consentimiento pleno y eficaz.
En sentido contrario, y de forma respectiva a lo anterior, las causas de nulidad son el defecto de forma, la existencia de un impedimento, y la existencia de  un defecto en el consentimiento prestado.

Cada uno de estas tres causas generales se divide, a su vez, en varios tipos.
Pero sin duda, la causa más común es la relativa al defecto de consentimiento, en el que se incluyen motivos como una incapacidad para asumir obligaciones esenciales del matrimonio, o la exclusión de la prole o de la indisolubilidad del matrimonio, o un error en una cualidad esencial de la otra persona, o una falta de libertad, entre otros.
Para poder determinar si un matrimonio es nulo, debe realizarse un proceso judicial ante el Tribunal competente, al que se le deben aportar las pruebas pertinentes, y en el que tienen derecho a intervenir los dos cónyuges y el Defensor del Vínculo.

volver

¿Hay algún efecto civil en una declaración de nulidad?

La declaración de nulidad de la Iglesia puede tener efectos civiles en España por los acuerdos firmados entre el Estado Español y la Santa Sede en 1979. Las sentencias de los Tribunales Eclesiásticos pueden obtener eficacia civil, si así se solicita, conforme al procedimiento pertinente, y el matrimonio puede ser declarado nulo también civilmente. Esto no afecta a la legitimidad de los hijos, a sus derechos propios, o a los derechos de la herencia.

volver

¿Vale cualquier tribunal para iniciar el proceso de nulidad?

El canon 1672 determina lo siguiente: “Para las causas de nulidad de matrimonio no reservadas a la Sede Apostólica, son competentes:

  • el tribunal del lugar en que se celebró el matrimonio,
  • el tribunal del lugar en el cual una o ambas partes tienen el domicilio o el cuasidomicilio;
  • el tribunal del lugar en de hecho se han de recoger la mayor parte de las pruebas;
  • En caso de duda, no obstante, es conveniente contactar con el Tribunal.

volver

¿Cuáles son los pasos que debo seguir?

  • Ponerse en contacto con el Tribunal Eclesiástico de Santander, a través de esta misma página, en el correo tes@planalfa.es, o de lunes a viernes, de 11:30 a 13:30 horas, llamando al teléfono 942 36 73 94.
  • En su caso, presentar una demanda de nulidad de matrimonio, para lo que no es preceptiva la intervención de un abogado, aunque sí conveniente. Esta demanda habrá de ser notificada a la otra parte del matrimonio para que la pueda contestar en el plazo de quince días.
  • Conteste o no conteste la parte demandada en el plazo anterior, se proponen las pruebas que habrán de acreditar la existencia de la causa alegada en la demanda.
  • Seguidamente se practica la prueba, que puede consistir en las declaraciones de las partes, o solo de la parte demandante si la demandada no comparece, en las declaraciones de unos testigos, que pueden ser familiares o no y, en su caso, en una prueba pericial.
  • Por último, tras la redacción de un resumen de la prueba practicada, el Tribunal dicta la sentencia.

 

volver

¿Por qué es necesario entrar en contacto con el otro cónyuge?

El Derecho Canónico exige que se haga todo lo posible por localizar a la parte demandada de la causa, que es el otro cónyuge, con objeto de evitar su indefensión. A la otra parte se le deben notificar la demanda y los principales pasos del proceso, puede personarse activamente con abogado, y debe ser citada a declarar, teniendo derecho a examinar las actas del proceso. No obstante, si la parte no comparece ni contesta el proceso sigue adelante.

volver

¿Hacen falta testigos? ¿quiénes deben ser?

En el estudio de las posibles causas de nulidad puede ser necesaria la declaración de testigos que conozcan lo sucedido, especialmente antes y después del matrimonio. Estos testigos son, normalmente, familiares cercanos y/o amigos de los esposos, sobre todo en la época del noviazgo.

volver

¿Cuánto tiempo puede tardar?

Dependiendo del número de testigos, de la intervención o no de peritos, del domicilio de los distintos testigos así como de otras posibles incidencias en el transcurso de la causa el proceso puede durar más o menos tiempo. En nuestro caso una causa normal viene a tardar unos seis meses en ser resuelta.

volver

¿Qué hay que hacer cuando he obtenido la nulidad eclesiástica y quiero volver a casarme por la Iglesia?

La declaración firme de nulidad se notifica a las parroquias donde se casaron y bautizaron los esposos para que pueda inscribir este hecho en los libros correspondientes. Tras esto – si no hay ningún impedimento eclesiástico o civil- se puede contraer matrimonio en la Iglesia, salvo que se haya impuesto algún veto a alguno de los cónyuges, en cuyo caso hay que levantar previamente el veto.

volver

¿Qué es el vetitum y cómo se levanta?

En ocasiones,  el Tribunal puede añadir a la sentencia afirmativa de nulidad de matrimonio un veto –vetitum- para contraer matrimonio. Dependiendo del tipo de causa de nulidad del matrimonio el  veto se puede levantar con una declaración jurada, un informe psicológico, ginecológico, etc.

volver

¿Cuánto me podría costar?

Dependiendo de si deben intervenir peritos psiquiatras y, sobre todo, del letrado que la parte elija voluntariamente, la causa puede costar más o menos. Independientemente de lo que cobre el abogado por la causa, y de los honorarios del perito interviniente, los derechos del Tribunal Eclesiástico de Santander ascienden a 660 €.

volver

¿Qué pasa si no tengo suficiente dinero?

Cuando los ingresos mensuales –valorando también hijos a cargo, pensión, etc, – no superan el doble del salario mínimo se puede pedir la reducción total o parcial de los gastos del proceso, incluso la posibilidad de que se designe un abogado de oficio. En ese caso no habría que pagar nada, ni derechos del Tribunal Eclesiástico, ni abogado, ni perito.

volver

 

Comentarios cerrados.

Comentarios cerrados